Poco se sabe sobre este extraño pez, también conocido como Borrón. Se cree que vive en aguas del océano Pacífico a profundidades de entre 500 y 1.500 metros, concretamente frente a las costas del sur de Australia y de Tasmania. Zonas donde la presión es varias veces superior a la del nivel de la superficie, y para poder flotar, la carne es mayormente una masa gelatinosa ante una densidad menor a la del agua.

Vivir a tan extrema profundidad, el extraño espécimen, ganador del “Animal más feo del Mundo” en 2013, ha hecho que tenga unos grandes ojos para ver mejor en la oscuridad y que desarrolle un cuerpo gelatinoso que le permita tener una densidad ligeramente menor que la del agua, dándole la capacidad de flotar un poco para poder nadar sobre el fondo sin apenas gastar recursos.

El día a día del Pez Gota es bastante aburrido, ya que lo único que hacen es “pasear” y comer lo que se encuentren por el camino, es decir, no persigue a las presas, ni las busca, ni las caza, solo come cuando se las encuentra de casualidad y presas fáciles, su alimentación está basada en erizos de mar, moluscos (almejas, mejillones,…) y crustáceos (cangrejos, gambas,…)

Como casi siempre, el problema del Pez Gota es el ser humano. Esta vez no por su captura directa como alimento o subproducto si no que es atrapado como captura accidental en la pesca de arrastre de fondo de alta mar, lo que ha hecho que la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) lo haya puesto en su lista roja de especies amenazadas, clasificando a esta especie como vulnerable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *